jueves, 27 de julio de 2017

Pero ya ves

Me hubiera gustado decirte que te esperé, tal y como te prometí.

Pero ya ves, las promesas la gran mayoría de las veces se hacen para no cumplirse.


Me hubiera gustado compartir noches de besos y abrazos contigo, esas noches que la soledad hacia que se convirtieran en eternas sin ti a mi lado.

Pero ya ves, encontré esos besos y esos abrazos en alguien a quien no tuve que esperar.


Me hubiera gustado decirte, te quiero, todos los días de mi vida, esos te quiero que fui callando y guardando para cuando te volviera a ver.

Pero ya ves, no nos volvimos a encontrar.


Me hubiera gustado tenerte a mi lado y decirte que pasaría contigo el resto de mi vida.

Pero ya ves, la vida ha elegido por mi con quien compartirla.


Me hubiera gustado recordarte como el gran amor de mi vida.

Pero ya ves, serás tú quien me recuerde como el gran fracaso de la tuya.



jueves, 20 de julio de 2017

Mujeres de Premio Nobel... TONI MORRISON

Choke Anthony Wofford, nació en 1931, con 18 años comienza sus estudios universitarios, se graduó en filología inglesa y en humanidades, en la Universidad de Howard y se doctora en Cornell.

Fue profesora de filosofía y letras en las universidades de Yale, Howard, Texas y en la State University de Nueva York.



Trabajo como editors en Random House, allí descubre a varios escritores representativos de la literatura afroamericana.

Estuvo casada con el prestigioso arquitecto Harold Morrison con quien tuvo dos hijos y de quien adoptó el apellido, hasta 1964.



Es en 1970 cuando publica su primera novela "Ojos azules", pasando casi desapercibida para el público y la crítica al igual que pasaría con "Sula" su segunda novela, publicada en 1973.


Es en 1977 con su novela "La canción de Salomón" cuando obtiene el National Books Critic Award, obteniendo también éxito de público, que le lleva a convertirse en una de las autoras más importante de Estados Unidos.


En 1981 publica "La isla de los caballeros" y en 1992 "Jazz".



Toni Morrison no es la primera escritora negra en Estados Unidos, pero sin duda es la fundadora de una literatura escrita por y para negros. Su narrativa es genuina y muy femenina, respira grandeza, lucidez, sencillez.

Todos estos rasgos hacen que en 1993 sea reconocida con el Premio Nobel de Literatura.

Con tan solo seis títulos publicados y convirtiéndose en la primera mujer de color en obtenerlo.

En 1998 se le concede el Premio Pulitzer.



En la actualidad a sus 86 años de edad sigue siendo una gran defensora de los derechos civiles y comprometida con la lucha en contra de la discriminación racial.

En todas sus obras hace alusión a la vida de la gente de color y en especial a las mujeres.

miércoles, 19 de julio de 2017

Mujeres de Premio Nobel..., NADINE GORDIMER.

Casi tres décadas hubo que esperar para ver como una mujer recibía de nuevo el Premio Nobel de Literatura.
Era el 10 de diciembre de 1991 cuando Nadine Gordimer tenía el privilegio de recibir dicho galardón.

Nadine nació un 20 de noviembre de 1923 cerca de Johannesburgo, hija de padre lituano y madre británica.
Comenzó a escribir relatos a la edad de nueve años y a los quince ya publicaba en la revista Forum.
Ingresó en la universidad pero nunca fue buena estudiante, por lo que no finalizó sus estudios en ella.
Con veinticinco años se traslada a Johannesburgo donde fijaría su residencia.



En 1924 contrae matrimonio por primera vez y publica su primer libro titulado "Face to Face", donde se decanta por las historias cortas.

En 1953 publica "La suave voz de la serpiente" donde sigue el estilo de historia corta y comienza a abordar los temas sociales de Sudáfrica con la segregación racial como telón de fondo.
En 1953 publica su primera novela "The Lying Days" con una línea muy sobria y sin sentimentalismos, pero con una gran preocupación por la degeneración humana.

En 1954 contrae matrimonio de nuevo con Reinhold Cossiser, con quién tuvo un hijo.
Continúa escribiendo tanto novelas como relatos cortos.
"Seis pies de tierra", "Mundo de extraños", "La huella del viernes", "No para publicarlo", "Ocasión para amar", "El desaparecido mundo burgués"; todas ellas entre los años 50 y 60.

Es en los años 80 cuando publica sus obras más importantes.
"Soldier's Embrance", "Gente en julio", "Something Out There", "A Sport of Nature".

En 1991 cuando es reconocida con el Nobel de Literatura ya se la conocía como la voz del apartheid.
Ese mismo año publica "Jump and others stories", donde continúa con su estilo formal y sin elementos superfluos.



En 1994 se publica "No one to Accompany Me" y en 1998 "The House Gun".
Su última obra se publica en 2012 "No time like the present", donde muestra la actualidad de Sudáfrica a través de la vida de una pareja de antiguos activistas del apartheid.

Recibió quince Doctorados Honoris Causa en Yale, Harvard, Columbia, Cambridge, entre otras.

Falleció en 2014, la Fundación Nelson Mandela le rindió un emotivo homenaje, destacando "la profunda tristeza por la pérdida de la gran dama de la literatura de Sudáfrica, hemos perdido una gran escritora, una patriota y una voz fuerte por la igualdad y la democracia en el mundo."



Nadine en sus últimos años de vida además luchó contra el VIH, recaudando fondos para Treatment Action Campaign, grupo que ayuda a los enfermo sudafricanos a obtener medicinas gratuitas.

martes, 18 de julio de 2017

A pesar de todo...

"Y te quiero a pesar de tus ahora sí, pero luego no.


Te quiero a pesar de tus idas y venidas, de tus largas ausencias y esos silencios que a veces se hacen tan eternos.


Te quiero cuando te enfadas y no sé el porqué.

Te quiero en tus noches de insomnio y tus días de sueño.


Te quiero cuando me miras y sonríes, cuando me miras y no dices nada, cuando me miras para solo mirarme.


Te quiero a pesar de todo, porqué supongo que eso es el amor, quererse a pesar de todo."



jueves, 13 de julio de 2017

Y de repente tú...

Y de repente tú, llegaste aunque nunca te habías ido, con tu sonrisa infinita y tus te quiero guardados en el lado izquierdo del corazón.

Llegaste con tus ahora sí pero luego no, con tus dudas y firmezas, tus miradas a escondidas y tus besos al aire.

Y de repente tú, llegaste para quedarte, para decirme que siempre estuviste, aunque yo no lo supiera, que creías haber querido, sin saber realmente que era querer, hasta que te diste cuenta que me querías a mi.

Llegaste cabizbajo esperando a que yo levantara tu barbilla, te besara y te dijera que yo también estaba, que tampoco me había ido y tampoco había sabido que era querer hasta que supe que yo también te quería.
(Ariam Moa)


Fuiste instante

Fuiste instante para hacerte recuerdo.

Te fuiste haciendo recuerdo, para recordarme que todos los instantes pasan y que algunos recuerdos se olvidan.

Fuiste instante, para hacerte recuerdo, fuiste recuerdo para ser uno de esos que de vez en cuando se olvidan y ya no duelen.


miércoles, 12 de julio de 2017

Mujeres de Premio Nobel... NELLY SACHS

Nelly Sachs nace en Berlín en 1891, comienza a escribir a la edad de diecisiete años, sobre todo poemas románticos.
Hija de industriales judíos, desde muy hice entra en contacto con Selma Lagerlöf, la que fuera primera mujer en recibir un Premio Nobel de Literatura, a quién dedicó su primera obra "Leyendas y Relatos" publicada en 1921.
Gracias a Selma logra huir junto a su madre a Estocolmo en 1940.



En la capital sueca residiría hasta su muerte y fue allí donde se consagró como escritora poética y dramática, influenciada sobre todo por el jasidismo, la Biblia y la mística de Jakob Böhme.

En 1947 se publica en el Berlín Oriental su primer libro de poemas "En las moradas de la muerte", dedicado a todos los desaparecidos en los campos de exterminio nazi.
En él recoge ecos de los libros proféticos y Salmos del Antiguo Testamento, con un lenguaje sobrio. Refleja los padecimientos del pueblo judío a través de símbolos que alcanza una gran intensidad en "Plegarias por el novio muerto".

La fuga y persecución serán la temática para "Eclipse estelar" (1949), "Nadie sabe más" (1957), "Huída y metamorfosis" (1961), todos fueron recogidos en un volumen titulado "Más allá del polvo".



Sus poemas escénicos son recogidos bajo el título de "Señales de arena" (1962), donde cabe destacar "Eli" donde Israel se convierte en el símbolo de la existencia humana.

En 1966 comparte el Premio Nobel de Literatura con el novelista de origen hebreo Shemnel Joseph Agnon.

Cabe destacar su obra titulada "Las pasiones de Israel".

Fallece en 1970 en la ciudad que la adoptó, Estocolmo.
En 1983 se publica su obra póstuma "Poemas y Prosa temprana".