lunes, 25 de septiembre de 2017

Dos otoños y un invierno...

Llevo dos otoños y un invierno esperando a que vuelvas.


Mientras tanto los lunes sin ti, se me hacen bola, los martes paseo cerca de tu casa, por si acaso decidiste volver.


Los miércoles tengo la sensación de escuchar tú voz entre las primeras luces del día, los jueves paseo por el parque y me siento en aquel banco, por si estás o por si vienes.


Los viernes me hago a la idea que por ahora no vas a volver y los sábados huelen a palomitas recién hechas, pero sin ti.


Los domingos, ay los domingos,ese día en que el sofá me queda grande si no estás y me doy cuenta que el lunes se acerca de nuevo y tú sigues sin venir. 



domingo, 24 de septiembre de 2017

Cuando vengas...

Cuando vengas a buscarme, ven ligero de equipaje.

Yo llevo tres maletas con besos y abrazos, dos baúles llenos  de te quiero y algún que otro te amo.

Una mochila repleta de momentos para compartir y bolsas llenas todo aquello que nos queda por vivir.

Los te echo de menos los he dejado guardados en alguna caja bajo llave. 

No creo que los volvamos a necesitar.

Cuando vengas a buscarme ven ligero de equipaje.



sábado, 23 de septiembre de 2017

Hoy he soñado...

Hoy he soñado con tus ojos, con tu mirada triste y melancólica, con tus labios susurrando te quiero y promesas infinitas.

He soñado con tus caricias eternas y nuestras noches de insomnio, esas que estaban llenas de amor y pasión.

He soñado con tus manos en mi cuerpo y tu voz en mis oídos.

He soñado que volvías, que regresabas a buscarme.

He despertado recordando que te espero y te esperare siempre.

Que si vienes a buscarme en invierno, yo llevaré todo un otoño esperando y si vienes en verano, estaré donde nos despedimos aquella tarde de primavera.



jueves, 21 de septiembre de 2017

Te espero...

Te espero aquí, al otro lado de mi corazón, ese que reservo para ti y vigilo para que no entre nadie más.


Te espero aquí, al otro lado de mi corazón, ese donde guardo los te quiero para decírtelos en susurros y gritárselos al mundo.


Te espero aquí, al otro lado de mi corazón, ese que tengo reservado para no perderte nunca, ese que sólo tú yo conocemos.


Te espero aquí, al otro lado de mi corazón, acurrucada, esperando a que vuelvas a buscarme y me digas que esta vez no te marcharás sin mi.



lunes, 18 de septiembre de 2017

Te guardé en mi...

Guardé tu primer beso, por si acaso se convertía también en el último.


Guardé tu primer abrazo, por si no volvías a hacerlo.


Guardé tu primer te quiero, para recordártelo por si algún día dejabas de hacerlo.


Guardé tu primera mirada, esa con la que supiste decirme todo.


Te guardé en mi, por si algún día decides volver.


domingo, 17 de septiembre de 2017

Menos mal que me quedas tú...

Y menos mal que me quedas tú, el que aguanta ese carácter de risas y llantos en menos de un minuto.

El que me da ese beso cuando más lo necesito y nunca pido.


Menos mal que me quedas tú, el de los te quiero a tiempo y los abrazos a destiempo.

El que escucha cuando nadie lo hace y me soporta cuando ni yo misma lo hago.


Menos mal que me quedas tú, para poner cordura a mis momentos de locura y paz en mis guerras internas, esas que mantengo conmigo sin saber ni siquiera por qué.


Menos mal que me quedas tú, para mantener mi calma cuando soy tempestad, menos mal que me quedas tú, para decirme que cuando todos se vayan, siempre me quedarás tú.



jueves, 14 de septiembre de 2017

Amor de verano...

Me rompieron una tarde de verano, de esas en que las noches empiezan a ser más largas y anuncian el otoño.


Me rompieron en una despedida, cuando comenzaron a olvidarse las promesas de los primeros días de verano y los besos y abrazos empezaban ser recuerdos.


Me rompieron entre lágrimas y ganas de morir, entre algunos te quiero ahogados y nudos en la garganta.


Me rompieron mientras suplicaba seguir amando y me dejaron sin poder seguir haciéndolo.


Me rompieron cuando quise ser un amor eterno y me dejaron en un amor de verano.